Capitalismo, tardío

Mientras en la plaza
medito
esporádicamente
acerca de la posiblidad
de tener el pene
un poco más largo
y por qué no
preferentemente
doblado
ella me invita
a decirle
dónde hay un baño
señor

obviamente
no encuentro ninguna respuesta
que ella antes
no halla elucubrado
pero
a pesar de eso
tímida
y emprendedora
me invita a sentarme
a su lado
a mirarle los ojos
los labios
y por qué no
la pollera


en un momento
creo
permanece incómoda
y me debato
entre dos probables
conjeturas

o todavía
tiene ganas de ir al baño
o
acompañándome
está meditando
ahora
acerca de la fecunda
y satisfactoria
posibilidad
de agrandarse
suficientemente
la concha



Capitalismo, tardío, B

Un enano se baja
de los hombros de
un gigante
y le da masa
para que tenga

Un jovencito
con el cual me identifico
corre desnudo por las calles
con un extravagante
sentido de la
persecución

Un mutante
con tonalidad extranjera
le pide a una mujer
de la calle
un poco de dinero
para comer
al menos
un sandwuchito

Entonces abro los ojos
encandilado por los
rayos de
sol

no sé por qué lo primero que me viene a la mente
es que
de una vez por todas tengo que ponerme a
laburar

2 comentarios:

Nico Albrieu dijo...

Por supuesto! Es que ya te estás poniendo viejo, pibe. ¿Hasta cuando crees que te va a durar el curro de la beca?

¿pablo? dijo...

Callate, puto.
Andá a meter goles para otros equipos, que te crees...