------------------------------------------
EPISODIO 3: Representación
------------------------------------------




Confesionario, XXXVIII

Cuando era chico tenía un family game, una de esas máquinas de juegos electrónicos que uno enchufaba al televisor, diversión para el hogar garantizada. También tenía problemas infantiles (lo cual suena absolutamente verosímil, dado que como he señalado, era pendejo); y, además me sentía violentado (por los Otros, por la Institución).
Obviamente ninguna de esas palabras son reales, la veracidad o no de la historia narrada (“Yo era pequeño”; “Tenia un family game en casa”) no es lo que interesa.

Todo discurso contiene una moraleja.

Toda palabrería es un tratado de Ética más.

En esta época del año muchas parejas se rompen.
La moda del verde claro ya no es más una moda.
Muchos bloggers amenazan con dejar la blogósfera.
Cuando era chico tenía un family game, una máquina de jueguitos casera, y me la pasaba todo el día encerrado; no salía a visitar a nadie. Una noche lo enfrenté, enfrenté al family, miré la maquinola esa, estaba asentada en una repisa.
Prometí romperla.
Batirme a duelo.

Lo que más debería llamar la atención, son las continuidades.

Un movimiento de fuga es, en su reverso, una forma más de la espera.

La verdadera desaparición de las cosas es algo que está más allá del lenguaje.

16 comentarios:

mondo dijo...

!Qué bella frase la última!. me la robaré seguramente

Ana Hire (pa usté) dijo...

che, vo', rarito variado, pregunto: las últimas tres oraciones, ¿de qué Pablo son?

marches! dijo...

bueno.. los family games no duraban mucho aqui en mi casa.. de todos modos.. :s

saludos!

¿pablo? dijo...

Pensar que una vez mondo me suprimio un comentario (tiene la espina en el ojo).

AH: Una "es" de Terranova.
Otra, de tu libro.
La otra no sé.

Pd: "marches" (la señorita del elefante) es de Sonora. !Sonora!
!Sonora!
¿leyeron los detectives salvajes de R. Bolaño?
¿leyeron?

flordelisas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
flordelisas dijo...

Que no decaiga el espíritu navideño!!!

Eso queria decir...

Solo eso.

mondo dijo...

¿che, pablo que comentario suprimi?. Ultimamente estoy suprimiendo a un gilastro que se mete a joder pero hace rato que no censuraba a nadie. y a este tipo ya lo tengo junado. Me voy a fijar y prometo una pública disculpa.

LadyinBlack dijo...

Coincido con mondo: esa frase es bonita y me dejó pensando (ayyy! las cosas que logra Ud. en mí!).
Yo no tenía family game. Un amiga sí, y jugaba haciendo trampas al Mario. Yo la odiaba. No por las trampas, sino por que no me dejaba jugar nunca con el Jostick 1(jugador 1). Odiaba ser el Jostick 2. Entonces, preferí leer libros e identificarme con los personajes, que eran más variados que el Mario saltando con el puño arriba, y Luigui segundón esperando su turno (o sea, yo). Ahora tengo el Mario en la compu, pero no es lo mismo: nada como el sexy movimiento de jostick acompañando los saltos...

Saludos. Yo, Azucena...

Luciernagaa dijo...

Hey. Acabo de descubrir(te)enelblog de afinidades electivas, donde hay muchos conocidos y algunos amigos. Sí (como dice tu poema) quedarse un sábado alanoche es una forma de resistencia, justo estba pensando en algo parecido cuando lo leí.
Nada, qe me coparon tus poemas y tu blog asique bienvenido, yo tmb tengo uno, si querés pasate por allí y hablamos.
Saludos,
L.

Diómedes dijo...

Señor, yo leí a Ciorán pero me pareció demasiado positivo, optimista, como quien dice. La verdad no recuerdo bien a Ciorán, tanta ingenuidad hace mal. Sin embargo Ciorán no era tan malo como nos quería hacer creer. Creo que fue Sábato el que contó una vez que se juntó con Ciorán a tomar un café, dice que le pareció un tipo afable, feliz. Cosas de la vida. Ciorán era feliz y Nietzsche era muy risueño...

Diómedes dijo...

Aunque no, claro que no, ahora que lo pienso Nietzsche no era muy risueño, esos bigotes no se lo permitían.

Diómedes dijo...

Me permití leer tu texto, la verdad, me asombraste, es grato leer cosas así. Ni hablar del family game, yo tenía uno que era gris, no esos rojos del orto. Me gustaba jugar al contra y al goal. Y a uno que era un ninja que saltaba muy alto, me fascinaba.

Diómedes dijo...

Una sola cosa más: Estoy organizando el Gigantesco Insomnio por la paz mundial. Empieza hoy, y no voy a dormir hasta que no pierda la razón. Los que se quieran sumar que se sumen, Buda se los va a agradecer en el éxtasis samaddhi

¿pablo? dijo...

Mondo: uh, yo no importo. Ahora quiero saber que dice "el gilastro". Pasa que el usuario anónimo anda perdido.

Azucena: ¿el sexy movimiento del joystick?
Suena tentador.

luciernagaa: uh, eso de la resistencia... viene de un pequeño poema de godoy, que dice "la bicicleta / es una forma / de resistencia". A mi me gusta mucho.
Y mi bicicleta se llama Juliette.

¿pablo? dijo...

Diomedes 1: Sí, Ciorán era un tierno que se hacia el heavy metal para conseguir editorial.

Diomedes 3: El ninja que salta muy alto: Ninja Gaiden 3, Legendary, o una versión oriental de rambo.

Diomedes 4: estaria bueno que el gigantesco insomnio preceda o pos-ceda al gigantesmo orgasmo colectivo.

Víctor Paz (Lic. en psicología-animal) dijo...

MÁS BIEN YO DIRÍA QUE LO DEJASTE POR OTRO, UNO MÁS APUESTO, QUE TE LLEVABA A LA INDEPENDENCIA FICTICIA DE TU "FAMILY" GAME.
FUE COMO SALIR CON PEPITA TORRES, CAMBIARLA POR LA NIÑA BONITA DE LA PELÍCULA "UN ASESINO PERFECTO" Y LUEGO POR EL CULO DE TU BLOG, HASTA LLEGAR A LA PERFECCIÓN TEMPORAL DE LA PLAY 2.