“888”, el hombre al que le gustaban mucho las cosas
(partes I y II)



I: Primavera

Soy muy tonto, muy estúpido. Me gusta Jhonny Deep y el cantante de Incubus. Me gusta Woody Allen y los guitarristas en general. También los bajistas, cuando son pelados. Me gustan los malos chistes, pienso que la letra Ñ es angelical, tiene palito, en tres dimensiones es un aura, por eso creo que las personas cuyo nombre incluye la letra ñ son pocas y afortunadas, tienen dos ángeles de la guarda, les va bien. No sé nada del Tai Chi, por eso no me gusta, pero si supiera me gustaría, lo sé. Me gusta ver películas a las tres, a las cuatro también, pero a esa hora hago otras cosas. Soy muy tonto, muy estúpido. Me gusta usar pollera, me gusta levantar la pollera que ciertas mujeres usan, me gustan los cinturones, me encanta pegar con cinturones, usar antifaz, sentirme Batman, odio a Batman pero me gusta Robin, y Robin amaba a Batman, así que yo amo a Batman, a Robin, a Cristo, a Buda y al Guasón. Los escritos de Voltaire me producen un sentimiento de la distancia incurable, pero algo me gustan. Me gusta el jugo de naranja, las bebidas “Ser” me hacen pensar en Heidegger, me gusta eso, esa relación, Heidegger era fascista, la bebida “Ser” también. Me gustan los escritos cortos, sencillos, pero que te enseñan a respirar con otro aire. Me gusta la sensación de juventud. El cubo mágico. Me gustaría ser un hombre que vende el mundo.


II: Verano

Me gustan las marchas contra cualquier cosa, los estallidos, las peleas justificadas, la violencia, la represión. Me gusta el pelo de los gatos, me gusta estudiar a los egipcios, me gusta que la gente se olvide las tarjetas del banco, adivinar el número de clave, me gustan los colectivos, mirar la cara de la gente en los colectivos, me gusta el olor a menstruación, el olor a genitales en general, es extraño, es olor a pescado, dicen que a pescado muerto, pero no sé, no me gusta pescar, nunca intenté, si intentara me gustaría, pero parece que el olor de los genitales es particularmente cercano a la pesca, debe ser porque todos venimos del agua, y a lo último llegaron los genitales, o quizás la nariz, seguro que último llegó la nariz. Me gusta oler a las personas que pasan cerca, meter la mano entre las semillas, hacer abdominales, pero sólo diez, después sentir latir mi pecho y ver que crece, me gusta tener pesadillas pero despertarme como si no, me gustaría tirarme de un edificio y que mi cabeza estalle contra el piso, me gustaría sentir eso, pero dicen que no se puede, no me dejan, si lo hago no voy a sentir nada, lo que se siente, se puede, contar. Me gustan los ojos, las bocas, me gustan los defectos personales. Las inscripciones en las paredes. No encuentro trabajo. Me encantaría ser el hombre que vende al mundo. Y yo con él.

15 comentarios:

¿pablo? dijo...

Y para más tarde...
un regalito!

ine dijo...

a mi también me gusta johnny depp
mucho
y meter la mano y que resbalen las semillas entre los dedos
como amelie
y no me gusta la violencia
no me gusta nada
y me gusta el silencio
y los ombúes

PabloGiordano dijo...

Me gustan los Óbnibus, los odio.

dear prudence dijo...

a mi me gusta meter la mano
pero siempre me va mal en eso

me resbalo como si fuera una semilla
o un montón de ellas en verdad

soy violencia y no me gusto,
a veces soy jonny deep
deep deeeeep to the bottom

soy silencio y un árbol con pajaros en las ramas
soy la ambivalencia personificada en el escritor de este blog

he dicho.

Anónimo dijo...

Feliz Cumpleaños, puto.
Aparecete.

cecilia dijo...

Feliz cumpleaños, chepescao!

¿pablo? dijo...

Ine: yo soy igualito a Jhony Deep y a un fauno. Te lo juro. Amelie: primer acierto de lectura.

Pablo Giordano: epa!, hola señor, bienvenido, gracias por visitar, le dejé un comentario criminalmente estúpido en vuestro blog, juro que no fui yo, además, el que le robó la tarjeta.

Prudencia: profundísima usted che, los juegos de palabras los cachaste ahí nomás (deep), siempre me encantó esa palabra, "ambivalencia" (segundo acierto de lectura y entonces: repentinamente feliz con tan sabios lectores.

Anonimó: ¿guille, sos vos?

Ceci: Tarde pero no nunca. ïdem happy for you too. You tube. Un cuervo.

Drosophila melanogaster dijo...

me gustas vos, me pareces simpático, ojalá puedas vivir bien.
¿Viste qué cuando sos realmente sincero pareces estúpido?

¿pablo? dijo...

Si, el problema es que en el acto de sinceridad de llamarse a uno mismo "estupido", no suena estupido y sincero, sino simplemente sincero, sinceridad y estupidez se subdividen, cada una, en ese momento, va por su lado, es como si dos monos que van de la mano se soltaran y uno se convirtiera en king kong y el otro simplemente en orangutan. Vaya paradoja. Bienvenido.

Yo idiota.

Drosophila melanogaster dijo...

Estoy relativamente de acuerdo (solo porque no entiendo muy bien qué es lo que quiso decir, sr. pablo).
Cuando uno, sinceramente, se denomina estúpipo, esto no suena estúpido, sino solo sincero.
En criollo: uno se dice estúpido, y no queda como estúpido.

Conclusión: cualquier estúpido que diga sinceramente que es estúpido, deja automáticamente de serlo.

Besos.

Rupert Bakala. dijo...

Me molesto leer saludos para tu cumple justo aquí luego, en un año luz mental, entendí que es el lugar más seguro o fácil para encontrarte.
Che me gustaron los comentarios, mejor dicho el estilo en sus expresiones, de Ine y de Dear prudence. Y eso que no tuve en cuenta las fotografías.

¿pablo? dijo...

Claro, claro. Salame!
Entonces, no eras vos?

Como que el lugar màs fàcil para encontrarme?! Guille: no existo. Esa es la cuestión.

Debo llamarme a la existencia.
Debo llamarme a la existencia.

pep dijo...

esta bueno estos gustos.

Camilo dijo...

Quiero sentirte caminar por mi espalda.

¿pablo? dijo...

Es el comentario más raro que leí en mucho tiempo.