Abao Fenny invierte en seguros


Con las manos en el aire
también puedo girar a la izquierda.
Una niña empieza a llorar
llorar es tan fácil, en estos momentos,
¿habré sido infiel?
El cielo es tan limpio a esta hora de la
¿tarde?: he olvidado de qué color es el cielo a esta hora.
Mi trasero saca chispas, ya no tengo, el sillón.
Se desgastan, los papeles, en mis bolsillos
¿habré por eso, sido infiel?
Qué pensarán los chicos del gremio,
cuando se enteren seguro se preguntan
porqué no intenté doblar.
¿Son esos los hombres de los diarios?
¿Es ésa, la televisión?
Pero estoy tan lejos...
Mi trasero saca chispas, doblo, ahora, a la derecha.
Tengo sed, pero prefiero seguir hasta el bosque.
Esta mañana probé los frenos, el agua, el color.
¿Me echarán en cara, me llenarán de culpa?
¿Seré como esos conductores, que sólo ellos, se pudieron salvar?
Elijo entre una curva de ciento ochenta grados, seguir derecho.
Al costado los animales del campo desaparecieron, pero veo palomas en los cables.
Creo que no he sido infiel.
MI camino hacia Dios está definido.
Me crece fuego en las manos.


7 comentarios:

¿pablo? dijo...

Estimado Juan:

Todo es tan ridículo, tan hermoso, y tan complejo. No le dejo de dar vueltas a esa frase, y es como si agarrara mi vida y la de los demás en las manos y le diera vueltas a una pelota de esas que tienen un papelito adentro. El papelito da vueltas, gira, pero las palabras son limitadas, sólo cambian el orden de aparición. El problema es el tamaño de la pelota, es decir, su dimensión. A veces siento que la pelota es solamente un caso, un objeto más entre las cosas del mundo, pero a veces se extiende y empiezo a pensar que ocupa el mundo mismo, o al menos mi percepción de las cosas. Los cuadros de Rousseau, por ejemplo, la novelita que me compré de Paul Auster, la ética de Salinger, mi gato tirado en el pasto, los perros que se cuelgan mirando hacia algo que no hay, el sonido de los pájaros subidos a los cables.
Tengo una pregunta: ¿por qué no se electrocutan los pájaros en los cables?
¿Ves? Estoy disperso hoy. Me encantaría hablar de la física cuántica pero mi cuerpo está lleno de cosas de las que quiero hablar hasta que se mueran, pero no se van a morir, y yo lo sé.
Bueno, nada, tenía ganas de escribirte, en realidad mitad tenía ganas de escribirte, mitad de hablarte de la pelota esa con esas palabras, es como si fuera de fuego y de agua helada al mismo tiempo, había un video de los Guns N Roses donde Axl andaba en bolas por el subsuelo y le temblaban las manos todo el tiempo, como si tuviera algo, como si fuera la magia o el horror. O las dos cosas. Eso quiero decir. Siento que tengo una pelota de colores que me estalla en las manos. Si alguien me pide que la tire sólo puedo sonreír, creo que en ese momento soy feliz. Dios, decir eso suena sumamente estúpido, las palabras de ese tipo deberían ir al pelotón.
¿Pelotas queda en Brasil?
Tantas pelotas, Juan. Eso suena sumamente gay, me chupa un huevo.
Te voy a extrañar, gordo.
Miento: ya te extraño. Si seré idiota.
Antes de terminar, una propuesta, y una confesión: si mirás bien en mi blog, en los archivos de septiembre hay un espacio que está repleto de comentarios, era una especie de lugar de dialogo que llevábamos con Paulita, ahora ya no lo uso más, pero me encantaría que lo usemos los dos. No allá, eso es de Paulita, respetar la propiedad ajena sobre todo.
Acá, o en cualquier otro lado. Quiero decir. Me encantaría que nos escribamos acá, yo cuando tengo ganas te cuento cosas de mi vida y vos de las garotas y de los hijos de Pelé, desde allá. Estaría bueno que como consigna intentáramos describir cosas, me va hacer tanta falta escucharte describir cosas. Eso. Me va hacer falta escucharte describir cosas, hijo de Scherazade, Soriano y Flaubert.
¿Qué te parece la idea?
Bueno, me voy a almorzar. Espero la respuesta.
Una última reflexión sumamente egoísta: si la revista de principios de año tuvo como objetivo secundario hacerme feliz, la literatura otra vez triunfa, pero es un triunfo sumamente ridículo, pequeño, y melancólico. Los gestos se borran y mis manos tiemblan, pero eso está bien.
Suerte, príncipe.
Abrazo.

¿pablo? dijo...

5/07/07

Desde un décimo piso, la gente se ve distinta. Las paredes que empujan la calle son menos enormes, los autos no parecen, todavía, de juguete. Es raro ver a una persona correr, lo que más se percibe en ella es el movimiento de las manos y sólo un poco, de los pies, lo otro es una masa informe, quizás lleva pullover, quizás no. Un naranjita estaciona autos, y el techo del colegio de enfrente deben estar durmiendo las palomas. Estoy tentado. Ver las cosas desde acá arriba me incita a fumar más, o a palpar un joystick como si fuera el dueño del mundo. 50 puntos.

1/07/07

El otro día, una reja en un colegio. Era verde, estaba inclinada hacia afuera, verde, desgastada. Todos los chicos del mundo se habían apoyado allí.

isa dijo...

Realmente importa?

Digo, importa?

Colectiverotransportome.

¿pablo? dijo...

Es relativamente importante saber si lo que quise decir (y no el modo) es levemente legible, o no. En este caso, apelé más a ocultarlo.
Es sólo un poco (relativamente) importante, pero para sólo mí, para hacer.
En otro plano, que se lea, lo que quiera.

Gracias.

¿pablo? dijo...

18/08/07

El vidrio me separa del patio. Miro una pala, vieja, gastada, tiene algo blanco en la parte superior, debe ser cal, de otra década. Está apoyada sobre una planta seca, absolutamente amarronada, pero firme, consistente. Detràs de ella, una escalera inútil y pequeña, apoyada sobre una parte de la pared. Si la pala intenta subirse, todo se rompe.

18/08/07

Un cordón desgastado usado para colgar la ropa. Una pared medianera. Arriba de ella, un par de zapatillas, esperando el atardecer.


18/08/07

Mi gato juega con un pájarito. Lo tiene en la boca, apenas lo zamarréa. La cabeza del pájaro se mueve, es un movimiento absolutamente natural, no significa nada. Mi gato mueve mucho la cabeza y el pajarito se despedaza. Tiene plumas amarillas, o verdes.

18//08/07

Estoy leyendo una novela que habla sobre Brasil.

GISE dijo...

NUNCA ES TRISTE LA VERDAD, LO QUE NO TIENE ES REMEDIO...
AUNQUE LA ULTIMA CLINICA LACANIANA SEA TERNARIA... SIGUE GUSTANDOME MAS DE A DOS... SORRY CHICOS...

¿pablo? dijo...

"Sorry", chicos?