Acerca de Salta – Purmamarca, I


¿Qué puedo decir del viaje Salta – Purmamarca?
Volví con la voz grave, con una bolsa de coca para mascar (adictiva), me brotó un sombrero en la cabeza, y veo verde, cuando sea que cierro los ojos veo verde, como si el color más intenso del norte me rodeara, me protegiera y me empezara a comer. Entonces de pronto el verde ladea y aparece un camino, angosto, profundo, por el que avanzamos en auto, acompañados de los acordes de nuestro propio fondo musical.
Veo a una extraterrestre llamada Ana (habrase visto mujer con semejante energía), veo un proyecto circense que viaja, rockea y se consolida, veo un bar hermoso y enorme con mesas de madera, veo un sábado y una lectura de carnaval que terminó con todos haciendo pogo delante de Teddy Krueguer, veo a Moreno haciendo la vertical en el escenario ese sábado, cuatro personas sosteniéndolo en el aire mientras hace el discurso del Guasón, veo a un remisero que pide leer; veo uno, dos, tres, cuatro, cinco hermanos químicos; una, dos, tres petisas hermosas. Veo un asado de domingo con veinte personas, pileta y partido de fútbol, veo que los dueños de casa nos invitan con helado y champagne y algunos hacen cara de “no puedo creer que esté pasando esto / yo quiero que pase otra vez”; veo que el dibujante del circo se va y no quiero que se vaya, veo escritores haciendo una guerra de nieve artificial, veo cactus, hileras de cactus eternamente golpeadas por el viento mientras suben al cielo, veo vino, tabaco, marihuana y un bar de Purmamarca cuyo dueño escribe muy bien, veo un auto fantástico (blanco) que se ha recuperado de las noches de humo y que ahora frena en una sendero de rombos en el camino y empezamos a saltar y a dar vueltas en un arco de madera. Veo 50 chistes malos (“¡Qué saltás si estás en jujuy!!”), veo el mejor final para dos días de lecturas, veo al futuro secretario de Cultura de Salta dando un discurso, veo un autito de policía en mi mano y dos lesbianas en una plaza que cantan algo de Maria Elena Walsh (mi mano se cierra y se abre), veo el camino de vuelta que no vuelve, veo una serie de televisión increíble (un mago y un sacerdote enfrentándose), veo mucha gente que salta al vacío, pero entonces el vacío tiene color y el equilibrio que hace tiempo habíamos perdido ya no lo necesitamos recuperar.
Veo seis días que se extienden en el tiempo hasta convertirse en cien, cada día dilatándose como un camino angosto en el sendero verde celeste gris que lleva algún lado y que no puede parar, que ya nadie puede parar porque todo se ha detenido, y marcha a una velocidad impredecible, intensa y asombrosa hacia un lugar que no conocemos pero del que ya nunca, nunca (y por una vez, gracias al cielo) podremos huir.

12 comentarios:

Javier Martínez Ramacciotti dijo...

Veo un apostol que da testimonio de un paraiso, uno en el que puedo tener fe, más allá de que todo testigo sea, en el fondo, un farsante. O justamente por eso.

Un paraiso que desconozco. Y está bien. Que los paraisos sean promesas, o relatos. Palabras encantadas que arrojan para adelante brillos, éxtasis de purpurina.
Hasta que un días, quién sabe, lo observamos desde una colina.

flana dijo...

pablo plasma poesía ...pantastica pumamarca...
te quiero natale!!!!!

Lucas Moreno dijo...

Si hay algo que me irrita más que una lágrima dulce, es tener que reconocerla sobre mi mejilla.

martín m. dijo...

gracias al cielo, pablo, gracias a todo lo que pasó. reacciono frente a tus palabras como lucas. también quedó en mí una voz grave. te doy mi abrazo.


p/d 1: si querés te llevo de la despalillada.

p/d 2: sí, ana es extraterrestre.

gustavo dijo...

definitivamente careta todo lo que sucedío en Salta, y para hacerlo más: champú. Maigua es un careta, terminara ocupando algún juzgado en el poder judicial de Salta, con la ayuda de la cuña familiar... y después a la mierda poesía y cultura...

M. dijo...

Veo de todo yo también, che.
:-)
Beso.

b.zzz.t dijo...

brillantina!! hombre/sombrero, brillantina...snif.

ojo! estas adelantado... y me gusta buscar los angulos... uhhhhh, cerca.

Anónimo dijo...

godoylambertain son mufa.

Lucila dijo...

También estuve en lo de los sombreros, la poesía, el señor cabeza abajo, las cervezas...
Todo muy bueno.
Saludos desde Salta!

Anónimo dijo...

En ese link está la segunda temporada de Carnivale!!!!

Elisa dijo...

Hubiera querido estar ahi, verte de sombrero con los ojos desorbitados y los dientes manchados de verde.

abrazo de enero

Pablo Natale dijo...

Y es por eso. La función va a continuar.