1. La historia de Jhonny el manco

para Dealer



Jhonny el manco vivió allá por los años 30 en las verdes y brillosas praderas de Alabama. Hijo de una familia pobre y conservadora, tenía seis hermanos, todos pobres, todos, como su familia, practicantes. Asistían a misa los domingos, cantaban los celestes himnos de dios, sueños celestes escondidos en praderas verdes y brillosas. Jhonny el manco, en cambio, soñaba horribles sueños llenos de arena. Y como sólo tenía un brazo, no podía quitarse la arena de encima, y era enterrado lentamente, y nada que dijera, sea palabra, rezo, o canción, alejaba el remolino amarillo de su cara, de su cuerpo, de su alma sucia, frágil y perdida. A los 15 años, mientras el resto de su familia estaba unida en misa, Jhonny salió despacio de la Iglesia, se arrodilló e hizo la señal de salutación a las imágenes divinas y, mientras atravesaba un corredor lateral, vio a cuatro hombres de aspecto dudoso jugando al póker. Esa fue la entrada irreversible de Jhonny el manco en la historia del póker. Fue una historia pequeña como su vida, pequeña como su historia, pequeña como los años cortos e irreales de la Gran Depresión. Ganó algunos partidos, perdió otros, volvió a perder y perder otros y, sin embargo, todos lo reconocían por ser Jhonny, Jhonny el manco. Y por jugar del modo más defensivo en la historia del póker, como si estuviese en una jungla de arena, rodeado de remolinos y de miseria, y la suerte sólo fuese una posibilidad real sin consecuencias importantes... (continúa)

6 comentarios:

Ramacciotti dijo...

Bola, te fanatizaste mal con el poker! Me gusta la serie de textos-poker(suponiendo que éste y el del diario son instancias de una serie...y sino la son, bueno, que lo sean...)

Del cuento del diario me gusta cómo el final se cierra/remite al título.(único detalle que no me gusta mucho: el "etc" incluido. Una idiotez, pero el conjunto de idioteces hacen un estilo)

De este cuento me gusta la acumulación obsesiva de "Y" en las últimas oraciones, que le otorgan una velocidad narrativa vertiginosa que, al llegar al final, se detiene en esa escena de las cartas en el aire. Y ahí el remate del viejo párroco, con su ambiguedad.

Pregunta: ¿por qué alabama? Me gusta el exotismo, queda bien, pero me intriga la elección.

jc dijo...

noto cierta conexión entre el juego conservador de johnny y el del autor, puede ser?
quien fue la gran revelación del poker el viernes a la noche, ah? quién? esa partida tiene q ir a modo de cuento para la serie q exige rama.

Yararán dijo...

Me gustó el cuentuli!!
Alabama, por Forrest Javi, obvio :)
Hay algo raro y es la conexión justamente entre Alabama y la descripción del Manco, Alabama me suena a verde puro y el manco y el lugar donde vive a Texas, cosas raras de la vida.
Es lindo volver a leer tus cuentos Nrzms!
Nos estamos viendo, ya nos juntaremos con Grado.
Besos!

Ceci dijo...

♣ ! cambiaste el tema de la ventanita!
Pasame el link, que no fue a favoritos y no me acuerdo cómo se llama la banda.

♠ El de la foto se parece un poco al vasco.

♦ Alabama me hace acordar a Gasolina Texaco, sus hermanos gitanos y todos los del arpa :)

♣ Hace un par de semanas terminé el Palacio, muy a mi pesar...
No quiero parecer morosa, en breve vuelven a tu biblioteca ese y el otro, con algún bonus por la demora.

♠Mishimaaaaaaaaaaaaaaa

Elisa Gagliano dijo...

estan jugando al poker???
donde???

Pablo Natale dijo...

Pienso "la pregunta generará su respuesta". Pienso "lean a Faulkner, por favor. Luz de agosto. Lean Luz de Agosto, por favor". Pienso: "necesito a Claire". Pienso: "raro el giro que toman los textos de Alabama".

Alabama por Alabama, por Alberdi y por Capote, y por el verde natural y necesario. Investiguen sobre las fotos. Se pierden algo de no hacerlo.

Zuzuk: la canción se llama "cuando hace falta el sonido de un violín". La otra se llama "Tonto", de la banda "Battles". A Juan le robaremos el sueño con Trica.

Elisa: próxima te avisamos y contamos con tus plantas.